Hablemos de autoestima…

¿Cuál es ese secreto que vuelve a una mujer irresistible ante la mayoría de hombres?

Todos sabemos que hay determinadas mujeres que por sus cualidades,  generan mayor atracción en los hombres que otras. Si nos paramos a analizar esas cualidades enseguida descubriremos que poco tienen que ver con lo que se refiere al plano físico o superficial sino más bien están relacionadas con una forma de conducta, hábitos y comportamiento. Es decir, con el concepto que la mujer tiene de sí misma y transmite a los demás a través de cómo se mueve, cómo habla, cómo trabaja, cómo se relaciona socialmente, cómo se cuida, cómo gestiona sus emociones… en definitiva,  podríamos sintetizarlo diciendo cuánto de amor siente por sí misma… Cuando una mujer tiene una autoestima favorable y se ama a ella por encima de los demás,  lo manifiesta de distintas formas las cuales todas ellas son potentemente atractivas para cualquier hombre. Por ejemplo, una mujer que se ama a sí misma de una manera equilibrada, automáticamente tendrá como un valor fundamental  mantener una salud óptima, cuidando de su cuerpo, su piel y su cabello, alimentándose de la manera más adecuada y dándole a sus músculos la actividad diaria que éstos necesitan para lucir hermosos y mantenerse en un estado de salud íntegra.

Por otro lado, ese estado de ánimo de “amor propio” también lo manifestará en la forma de vestir, normalmente cuando una persona se siente bien consigo misma se vuelve automáticamente más creativa, asertiva y segura desarrollando una manera propia de vestir que la hace única y auténtica ya que sabe cómo sacarle el mayor partido a su cuerpo, ama todo de ella, no tiene complejos ya que su cuerpo es parte de un “todo” y nunca lo percibe separado del resto de su ser…  Le gusta olerse a si misma y oler bien… por eso sabe del arte de los perfumes…

Las mujeres con autoestima suelen sonreír de forma natural ya que se sienten a gusto y transmiten que  saben pasarlo bien en contextos muy variados. Por otro lado,  al estar en equilibrio con su parte femenina, son sensuales, delicadas y sutiles, moviéndose de forma lenta…

Otro aspecto que atrae mucho de una mujer es su independencia… Alguien que sepa tomar decisiones, que tenga iniciativa propia y no dependa de la aprobación de los demás. Digamos que su felicidad depende de ella misma porque es autosuficiente, incrementando de esta manera su valor dentro de la sociedad.

La seguridad en una misma y la lealtad a sus principios son armas muy poderosas que se van a reflejar en su forma de vivir, convirtiéndose en una persona auténtica.

El amor del que está llena la mantendrá siempre activa, haciéndola apasionada y espontánea…

Así pues, ya veis que para gustar a los demás y ser una mujer realmente atractiva primero hay que gustarse y amarse a sí misma por encima de todo y no pensar que por hacerlo somos egoístas, al contrario, cuanto más nos demos más podremos dar a los demás y en consecuencia más recibiremos de este maravilloso e infinito universo!!!946663_606800725999068_1805308002_n